Blogia

NI AQUÍ ...NI ALLÍ

Marcha por la montaña

Acabo de volver de mi primera marcha por la montaña. El lugar elegido, no por mí sino por unos amigos, ha sido la sierra de Azuebar: un pequeño pueblo de Castellón.

19.4 Km de escarpadas subidas y peligrosas bajadas.

Después comida en un pueblo vecino con todo el grupo.

He conseguido llegar a la meta con una sonrisa, que ya es más de lo que esperaba cuando salimos por la mañana. Fundamentalmente porque los que me conocen desde hace tiempo me decían: "¿tú? ¿en la montaña? ¿rodeada de bichos? ¿pero qué te está pasando? Te estás transformando..."

Me lo he pasado muy bien, y pienso volver a la próxima, sobretodo si es en tan buena compañía como la de hoy. Porque nunca es tarde para descubrir aficiones nuevas y porque he descubierto que levantarse un domingo a las 6:30 de la mañana no está tan mal.

PD: Vale, no todo ha sido tan bonito; parte de lesiones: dos ampollas en las plantas de los pies que casi  no me permiten andar y un moreno "obrero de la construcción" nada envidiable.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Quinientos días....

Desde hace algún tiempo -casi dos años- envío diariamente a un grupo de amigos una frase célebre.

A veces, esta frase pasa desapercibida, sin comentarios ni apostillamientos. Otras veces, despierta la polémica y se generan debates muy curiosos entre gente que no se conoce de nada y cuyo único punto de conexión soy yo.

A veces la envío sin pensar, otras veces busco algo que defina mi estado de ánimo, e incluso han habido ocasiones en que he enviado algo - lo reconozco- para dejar un mensaje subliminal a alguien del grupo.

Como podréis imaginar, en este tiempo, la lista de personas a las que se la envío ha variado muchas veces. Han habido incorporaciones y bajas - algunas solicitadas y otras no, algunas dolorosas, pero necesarias-. Lo que sí es cierto, es que después de dos años, las personas que siguen ahí día a día es la gente que para mí merece la pena.

Hoy tenía que enviar la frase número 500 y le pedí el viernes a un amigo -que nunca me defrauda- que enviase él en mi nombre algo especial. Creía que se le habría olvivado, pero a las 10:30 de la mañana, todos hemos recibido esto:

A quinientos metros gire a la izquierda.

Quinientas pesetas de las de antes.

Diecinueve días y quinientas noches.

Napoleón y el Consejo de los Quinientos.

Unos Levi's quinientos uno.

La valla de Melilla y quinientos inmigrantes.

¿Valen más media imagen que quinientas palabras?

Doscientos míos y trescientos tuyos.

Quinientos amigos, ojalá los tuviera.

Foto en sepia de un Seat mil quinientos.

Quinientos años luz de aquí a la esquina.

Mi primer billete de quinientos euros.

Quinientas páginas del Señor de los Anillos.

Una frase al día los primeros quinientos días.

Quinientos besos que te daría yo.

Y mañana, una más......

 

Pasar un día con....

En la revista corporativa de mi empresa, alguien ha tenido la "feliz idea" de inaugurar una sección titulada "pasar un día con...."

¿Y con quién han pensado pasar ese primer día de todos los 1200 empleados que tenemos en España? ????????

Si, sí, vas por buen camino.................................. CONMIGO!!!

No sé muy bien si considerarlo un honor o una gran putada.

Cuando vea al chico francés de 29 años del departamento de marketing, con el que me toca pasar el día, lo decidiré.........

 

 

Perdona, ¿quién eres?

Acabo de recibir la llamada - totalmente inesperada - de un chico al que no he reconocido hasta que no se ha identificado....

Hablando luego con mi amiga A. le he comentado: "No sé por qué tiene este tío mi móvil..."

Mi amiga A. me ha dicho: "A ver E., guapa, retrocede un poco más de dos años....."

Entonces ha sido cuando yo he dicho: "Joder! es verdad! que hace dos años yo estaba coladísima por él y lo estaba pasando fatal"

Por tanto, el móvil se lo había dado yo entonces, aunque a día de hoy,  yo ya no tenga grabado el suyo.

 Moralejas varias:

   - Todo pasa

   - No hay mal que cien años dure

   - Me quedo perpleja al darme cuenta cómo las cosas pierden con el tiempo todo el sentido que tuvieron un día

PD: Creo que no he estado muy amable.......en fin, a estas alturas es evidente que me puedo permitir reaccionar ante él como me dé la real gana. 

 

Pequeñas confesiones nocturnas....

Vale, ahí van.....

Me encantaría que alguien me regalase un ramo de flores, aunque siempre haya dicho que me parece una horterada

Nunca paso por debajo de una escalera

Siempre abro el buzón con la esperanza de encontrar una carta manuscrita

No soporto que nadie me controle

Después de 30 años de profesarles un odio acérrimo, me están empezando a gustar los perros

Me encanta hacer listas y tengo una libreta llena de ellas

Últimamente fantaseo mucho con la idea de dejarlo todo y hacer una locura

Hoy han querido "comprarme"

Estaba esta tarde esperando apáticamente a que me atendieran en una tienda, mientras observaba en la distancia - sin que nadie se diera cuenta - cómo un matrimonio mayor discutía – cordialmente – sobre si comprar o no un cinturón.

Ella – una señora que me parecía muy guapa para su edad – le insistía, con una voz muy dulce y una carga increíble de complicidad, en que, si le gustaba el cinturón que estaban mirando, debía comprarlo.

Él – un señor con cara de persona feliz- argumentaba que no podía comprarse todo aquello que le gustase.

Entonces ella le preguntó "¿y por qué no?"

Y él respondió "Porque si me comprase todo lo que me gustase, no me compraría el cinturón; primero me compraría a esa chica – señalándome en la distancia – porque tiene unos ojos preciosos".

No he podido evitar sonreír y decirles –casi susurrando – "todo sería cuestión de poner un precio razonable".

Los tres hemos empezado a reírnos.

No sé muy bien porqué, ella se ha acercado a mí y me ha dicho que le gustaban mucho mis zapatos pero que sus pies ya no le permitían llevar este tipo de calzado.

Después, tras una pausa, me ha dicho en voz baja que debo aprovechar el momento, la juventud, la belleza, la simpatía; que tome conciencia de todo lo que tengo y que no espere a perderlo para valorarlo.

Me he quedado descolocada, he salido de la tienda y he pensado: "Qué coño! Estoy en mi mejor momento!!".

Y espero que mi amiga M. no me recuerde ahora la frase que yo misma le dije un día: "sólo un mediocre piensa que está en su mejor momento".

Porque, por un día, no me importaría ser mediocre.

PD: Claudia y los "demás". No os preocupéis porque esté volviendo a escribir con frecuencia en el blog. Ya sé que en otros tiempos eso iba directamente relacionado con crisis en mi estado de ánimo. Pero es que como el médico me ha dicho que no hable, pues escribo.

¿Me pasa algo?

Ayer envié un comunicado oficial a toda "mi gente" para anunciar que mis llamadas telefónicas iban a disminuir en frecuencia y duración a causa del problemilla vocal que no me abandona desde hace algún tiempo.

Lo hice en tono jocoso-festivo porque últimamente no encuentro motivos para utilizar otros tonos más serios o, incluso, reflexivos.

Una de estas personas – que me conoce muy bien - y que recibió dicho comunicado me respondió diciéndome que esperaba que la frecuencia de mis llamadas no disminuyese aún más, que últimamente estaba un poco ausente y que esperaba que no me ocurriera nada que no hubiese querido contar.

Esto, unido a otra llamada – recibida hace dos días - de otro de los miembros del grupo "mi gente" que acabó con el comentario "llámame alguna vez", me ha hecho pensar un poco.

Uff! Pensar.......¡ cuánto tiempo! eh!

¿Me pasa algo?

Objetivamente diría que no.

Es cierto que estoy en una de mis fases - tan conocidas por mis allegados - de "no estoy para nadie".

Pero, estoy bien. De hecho, estoy atravesando por un momento muy bueno ¿no?

A ver, analicemos:

Tengo constantemente una sonrisa dibujada en la cara y, personal y profesionalmente, la racha es estupenda; digamos que en ambos aspectos me estoy dejando querer.

Concretando, no tengo problemas, ni ausencias, ni tristezas, ni bajones ni nada que pueda indicar que haya algún motivo para que quiera que algo cambie.

Esta es la reflexión que me embargaba esta mañana recién levantada y que me ha hecho llegar tarde al trabajo......

Mmmmmm......pero como me conozco muy bien, he notado que algo no marchaba bien en estos pensamientos.

Algo raro ocurre cuando concluyo en que todo está bien enumerando lo que NO TENGO...........

NO SÉ HABLAR

Tras tres meses de afonía, tras explicaciones diarias de que el día anterior no estuve de juerga hasta las mil y tras los consejos navideños de la madre de M. -catedrática de canto-, con pruebas de voz incluidas, en los que me recomendaba hacérmelo mirar por un profesional :

Es oficial!

NO-SÉ-HABLAR

Confirmado por un otorrino cubano - bastante apañao, por cierto - después de una desagradable prueba consistente en la introducción de un tubo con una cámara por la nariz hasta llegar a la garganta.

Diagnóstico: nódulos en la garganta

Tratamiento: Rehabilitación con foniatra o logopeda

Consejos varios: que hable más despacio, que respire mejor y.................que me calle de una "puta"vez. Sí, ha llegado - tras mis múltiples explicaciones de lo que me pasa - a decirme entre risas "calláte, por favor"........se ha descojonao conmigo.

Uff!! con lo que me gusta hablar esto es una de las peores cosas que me podrían ocurrir....

Ya he informado a todos los afectados(as) que la frecuencia y duración de mis llamadas telefónicas disminuirá notablemente a partir de hoy mismo; cosa que no es fácil porque el 98% de las personas que más quiero no viven en mi ciudad.

Pero lo haré..

Ya es hora de que me tome esto en serio.

Este año........

Este año, por primera vez en mi vida, pasaré los Reyes lejos de mi pueblo y de mi familia. Y no es que le dé especial importancia a esta festividad, la verdad, pero estoy segura que echaré de menos ver las carrozas de mi pueblo desde el balcón de casa de mi tía, rodeada de todos mis primos pequeños saltando de un lado a otro con cara de alucine.

 

Pero no se puede tener todo y, a veces, hay que hacer concesiones.

 

Para “aliviar” esta ausencia, he decidido hoy mismo organizar una cena de Reyes en mi piso e invitar a toda la gente que es importante para mí por estos lugares.

 

Para todo el que venga, los Reyes dejarán un regalito.

 

Me reuniré con mi familia valenciana

 J

Soy un elemento impar en un mundo par

Todo lo que nos rodea nos indica, nos incita y nos dirige a estar en pareja:

  • Ofertas en el banco con trípticos a modo de corazón sorteando viajes si le abres una cuenta a tu novio/a
  • Invitaciones de boda a tu nombre junto con ese ente, también llamado, "el acompañante"
  • Cepillos de dientes en pack de dos (uno azul y otro rosa)
  • Precio desorbitado en las viviendas para que una sola persona no pueda, ni de lejos, comprarlas.
  • Y hoy, para colmo, me he enterado que hasta han sacado un nuevo envase de Coca-Cola con el tamaño justo para una comida de 2 personas

Hay que joderse! Parece que quieren hacerme creer que deambulo por la vida pegada a un hueco que no he conseguido llenar.

Lamento no tener esa sensación de fracaso; me siento bien estando sola, viviendo sola y no tengo la necesidad de buscar un tío a toda costa.........¿es que tengo que excusarme por sentirme completa y feliz, personal y profesionalmente, sin un tío a mi lado? Me niego.

Soy un elemento impar en un mundo par y no pienso pedir disculpas por ello.

No quiero a mi lado a un tío egocéntrico y cambiante que ponía entre él y el mundo un velo de misterio y supuesta "inadaptabilidad" cuando lo único que realmente escondía era una ingente e inaceptada inseguridad que enmascaraba mirándose constantemente el ombligo.

Tampoco quiero a mi lado un tío que buscaba superar sus frustaciones familiares apoyándose en mí y basando toda su vida en mi persona y mis reacciones. Alguien que creía que yo no tenía defectos, que era estupenda y que no cuestionaba nada de lo que yo decía o hacía.

Menos aún alguien que, siendo sobre el papel el compañero perfecto, atento y correcto no ha conseguido despertar en mí ninguna emoción, atención, ilusión ni sopresa; alguien por quien no sentía la necesidad de arriesgarme, ni de dejarlo todo a un lado.

Estoy mejor sola, sin duda.

Y esto no quiere decir que pretenda seguir en este estado para siempre, pero ahora me siento bien y no me vale cualquier cosa. Sólo quiero compañía si con ello mi vida es mejor de lo que es estando sin ella:

Porque no pretendo cambiar a nadie. Sólo quiero a mi lado a alguien que sintiéndose libre de ser él mismo, me haga a mí feliz. Tan simple (o complicado) como eso.

Así que respondiendo a alguno de vuestros comentarios del post anterior, por ahora no hay ninguna inicial en mi vida.............de momento.

La inicial

Me he dado cuenta hoy de que cuando empiezo a llamar a un tío por su inicial (A., J., M., P.....), en el círculo de mis íntimas amigas, es que la cosa me la estoy tomando en serio.

Sé que es algo extraño, ilógico y totalmente carente de sentido en realidad, pero es así.

Últimamente tengo esto un poco abandonado. Es que no tengo tiempo de "ná" porque otros menesteres me tienen muy ocupada, pero no me he ido eh, sigo por aquí.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

...

Hoy me he despertado taquicárdica a las 5 a.m. de la mañana y con la extraña sensación de que hoy iba a pasar algo importante en mi vida........

BALADA DEL RECUERDO

Llueve una lluvia fácil... negligente.
Casi sin desazón. Casi sin ruido...
Y en un sitio del alma... en el olvido
los recuerdos me asaltan de repente.

Recuerdo cosas... cosas... todavía
como si todavía las viviera.
(Aquel amor que tanto me mintiera
acaso sin saber que me mentía).

Una ciudad tan buena como el trigo
surge de pronto en tierras desiguales.
Un calendario pulcro... sin señales.
(Voy por las calles de anteayer contigo).
Nuestras miradas con amor -sin dudas-
redescubrían cosas evidentes:
la tierra con sus árboles, las gentes,
nuestras manos vacías y desnudas.

La lluvia por las calles recorría
con el sol enredado en sus cristales.
-Noble ciudad de agudas catedrales
(Me cuentan que allí vives todavía).

Todo nos separaba y nos unía.
Un gesto, una canción, una mirada.
El amor era todo... y era nada...
y era eterno no más porque moría.

Y nadie puede sepultar sus muertos
tan verdaderamente sepultados
que no puedan volver, si recordados,
a los brazos amantes y desiertos.

Las horas no se pueden devolver
ni lo que en ellas fue pasión o grito.
(Aquí todo es igual porque está escrito
y ya no es cierto porque está en ayer).

Aquí todo es igual. Nada envejece
al margen de las horas sin fortuna.
El mismo grillo con la misma luna...
y todo como estaba permanece.

Y como en los recuerdos no varía,
el viento lleva aún sobre sus hombros
de aquella nube grande los escombros.
(Y nunca acaba de pasar el día).

Nuestros rostros se miran a través
de la lluvia o la luz recién nacida.
Aquí la muerte pasa inadvertida
bajo el verde implacable del ciprés.

Los rostros de este sitio no regresan
jamás al ejercicio cotidiano.
(Aquí mi mano vive entre tu mano.
Aquí los corazones no nos pesan).

Eres. Soy. Cuánta soledad en torno.
Aún vivo y vives. Sorprendente llama.
Viajamos bajo el sol. Sobre la grama.
(Aquí en el calendario no hay retorno)

CARMELINA SOTO

La Administración

¿Alguien me puede explicar por qué he tenido que peregrinar hoy de un departamento a otro en un ayuntamiento repitiendo 5 veces el mismo discurso hasta que he conseguido contarle mi problema a quien sí podía ayudarme? Me he sentido como una ficha de parchís.

Descubriendo....

Hoy, sólo recuerda cómo le irritó que aquella noche la luna brillase en el horizonte con tanta belleza, proyectando luminosos rayos sobre sus brazos desnudos, mientras caminaba descalzo sobre la arena fría, con la mirada perdida, sin rumbo.

No había nadie más en la playa y eso lo reconfortó. No quería que nadie, salvo esa luna descarada, pudiera ser testigo de su desesperación. Al llegar al espigón sorteando las piedras por la parte izquierda, una bocanada de aire le devolvió la conciencia de sí mismo.

La impotencia de no poder hacer nada para remediarlo palpitaba en su cabeza sin tregua. Quizás, si hubiera sido una persona conformista, hubiera podido asumirlo con más facilidad; pero él no era así, era rebelde, inquieto, curioso, un luchador nato. Contuvo la respiración unos segundos y siguió caminando, algo le decía que frente al rompeolas encontraría la respuesta.

Unos instantes después, allí estaba, viendo cómo el mar se deshacía contra las rocas - que parecían espejos bajo el reflejo de la luna - al son de un ruido desgarrador que casi imitaba los gritos que él mismo estaba conteniendo. Cerró los ojos, aspiró aire y se concentró en el vaivén de las olas; esas olas que llegaban ignorantes, inocentes, inmaculadas a la costa y, sin previo aviso, terminaban destrozadas sin remedio, esas olas que sin rendirse, volvían rítmicamente una y otra vez.

Fue en ese preciso momento, con los ojos aún cerrados, cuando lo entendió todo. Nada estaba perdido si no dejaba escapar la esperanza de volver a intentarlo una vez más. Y fue entonces, cuando descubrió que iba a ser feliz.

Hay alguien.....

.....con quien puedo dialogar en silencio

....que me enseñó que las lágrimas, de vez en cuando, son buenas y purifican el alma

..... que me pregunta cómo estoy y espera a oír la respuesta...... 

.....que no duda en recorrer media España para estar a mi lado, si le digo “ven”, cuando me embarga la soledad y el desconsuelo

....... que se merece cosas tan buenas y maravillosas que no me siento capaz de describirlas

Es la única persona que consigue hacerme reír cuando estoy triste

Una persona increíblemente buena, desprendida, generosa y humana

........ que se acuerda de mí cuando le van bien las cosas

.....que ante mis errores sólo me dice “DJ, recuerda que las recaídas están permitidas”

....... que me conoce y, a pesar de la dificultad que esto entraña, sé que me quiere

La única persona que se atreve a decirme las cosas que no me gustan oír

........ que me dice  “Ay! ¡Qué complicadita en mi niña!” cuando no me aguanto ni yo misma.

Es alguien que sabe cómo soy.

Es mi mejor amiga. 

Feliz Cumpleaños Meriweder!! 

Espero que sigamos siendo capaces de desafiar a la distancia día a día y conservemos esta amistad para siempre. 

NO

NO, es No y hay una sola manera de decirlo. No.
 Sin admiración, sin interrogantes, ni puntos suspensivos.
NO, se dice de una sola manera.
 Es corto rápido, monocorde, sobrio y escueto.  
NO, se dice una sola vez. Con la misma entonación.
Un NO que necesita de una larga caminata
 o una reflexión en el jardín no es No.  
Un NO que necesita de explicaciones justificadoras, no es No.
NO, tiene brevedad.
NO, no deja puertas abiertas ni entrampa con esperanzas,
 ni puede dejar de ser.  
NO, aunque el otro y el mundo se pongan patas arriba.
NO, es el fin de un libro,
 sin más capítulos ni segundas partes.
NO, no se dice por carta, ni se dice con silencios,
 ni en voz baja,ni gritando, ni con la cabeza gacha,
 ni mirando hacia otro lado,
 ni con símbolos devueltos, ni con pena,
 aún menos con satisfacción.
NO, es No.  

Cuándo el NO es No,
se mirará a los ojos
y el No se descolgará naturalmente de los labios.
La voz del NO, no es trémula,
vacilante, ni agresiva, no deja lugar a dudas.

Ese NO, no es una negación del pasado,
es una corrección al futuro.

Y sólo quién sabe decir NO, puede decir SI

Lo leí ayer y me encantó

Te has ido

Hace 4 años nos presentaron como compañeros de trabajo en una ciudad que me era extraña y un poco hostil por aquel entonces; hoy me he despedido, con un nudo en la garganta y lágrimas en los ojos, de un amigo ( y raciono mucho el uso de esta palabra).

Sabes que siempre, ambos, pensamos que el día que nos tuviéramos que despedir, la que se iría sería yo. Ya ves, paradojas de la vida: yo me quedo, y el que se va eres tú.

Aún recuerdo cuánto me costó traspasar esa muralla de indiferencia ante todo y pasotismo que cubre lo que realmente eres; pero a mí me gusta mirar tras las murallas, soy así, sobretodo cuando algo me indica que detrás voy a encontrar a alguien maravilloso.

Aún recuerdo también, cómo ante la "amenaza" constante de mi marcha, un día, me dijiste que no me fuera nunca porque me querías mucho, recuerdo que casi todos los buenos y malos momentos aquí, de una forma u otra, los he compartido contigo.

En los últimos meses sé que me has notado "rara", que no te hablaba de mis cosas, me has visto triste, distante, ausente...........; y aunque me has preguntado siempre te he dicho que no me pasaba nada, y que estaba bien, sin ser verdad.

Desde aquí, aunque no conoces la existencia de este rinconcito y, por tanto, no podrás leerlo, quiero decirte que LO SIENTO MUCHO. Me he cerrado a tí (y a otras personas que tampoco se lo merecían) por proteger a algo o a alguien - no lo sé muy bien - que al final resultó no merecer la pena. Un día de estos que nos volvamos a ver te lo contaré todo ahora que ya no me importa. No volverá a ocurrir, tienes mi palabra.

Sólo siento no haberme podido despedir de tí en persona, ya sabes que el teléfono nunca fue lo mío y que, tal como me has dicho hoy, "sueno" muy seria.

Sabes que siempre me hago la dura y poca gente consigue traspasar mi muralla. Tú lo has conseguido muchas veces, y hoy concretamente, la has derrumbado totalmente: me has hecho llorar - y sabes que eso es misión casi imposible - por las cosas que me has dicho y porque sé lo que te ha costado decirlas.

Me alegro de haber sido capaz de decirte todo eso que se supone que se sabe, que a veces hay que decir, y que yo nunca digo de forma gratuita sino con el compromiso de mi alma: que seguiré estando aquí para todo lo que necesites, que eres una persona excepcional, y finalmente, eso que he dicho en tan contadas ocasiones en mi vida: que te quiero mucho.

Sé que nos volveremos a ver, que mantendremos el contacto, que nunca te "librarás" de mí; pero también sé que, muy a nuestro pesar, ya nunca será lo mismo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

YA NO

Es una gran satisfacción que la vida te dé la oportunidad de decirle a alguien, que te hizo daño y que intenta recuperar lo que un día existió, dos simples palabras: YA NO

Y no estoy hablando de venganzas ni de rencores. Simplemente porque ya da igual, porque ya no tiene sentido...

Muchas veces las palabras que tendríamos que haber dicho no se presentan ante nuestro espíritu hasta que ya es demasiado tarde

                                                                           André Gide

Tres segundos

Tengo una amiga que tiene una teoría muy curiosa.

Ella, asegura que si dos personas se miran, y se mantienen mútuamente las miradas  durante más de tres segundos sin decir nada, eso significa que hay un cierto interés mútuo. Es cómo una "señal", algo impercetible por la mayoría de los mortales pero que la gente que tiene sensibilidad especial puede detectar.

Dándole vueltas al tema, y considerando que no soy una persona tímida en absoluto, tengo que reconocer que el hecho de mantenerle a alguien la mirada, sin decir nada, sin hacer ningún gesto, sin desviar los ojos a otra parte de la cara enfrentada a mí, es algo que me cuesta bastante y que, es realmente cierto, sólo hago con la gente que me interesa.

Y es que he de reconocer que enfrentar mis ojos a otros ojos me hace sentir vulnerable, desprotegida, transparente....casi desnuda a veces; me invade la sensación de que, sin yo querer, se pueden ver a través de ellos las cosas de mí que no quiero que se sepan.

Por eso, aunque soy una persona muy habladora y extrovertida (hay gente que incluso firmaría ante notario que hablo hasta con las piedras), sólo la gente a la que le mantengo la mirada puede decir, en justicia, que me conocen.  Y debo reconocer, también, que este número de personas es, y ha sido - en el caso de las personas a las que se la mantuve en su día y ya no lo hago - bastante escaso.

Ellos saben, además, que paradójicamente, a la gente que me interesa le hablo poco; creo que en esos casos, las cosas más importantes las digo en silencio.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres